Cómo empezar a hacer BLW

Para comenzar a aplicar BLW hay que tener en cuenta dos requisitos fundamentales.

Lo primero es estar seguros de que el bebé cumple los requisitos. Estos requisitos son imprescindibles también para dar papillas. Los requisitos para comenzar con la alimentación complementaria son:

1. Que el bebé tenga como mínimo 6 meses. La OMS recomienda 6 meses de lactancia exclusiva (sea materna o de fórmula) y nosotros somos muy obedientes. En bebés prematuros será a los 6 meses corregidos.

2. Que el bebé sea capaz de mantenerse sentado. Esto nos asegurará que su sistema digestivo está suficientemente maduro para tolerar otros alimentos a parte de la leche.

3. Que el bebé tenga interés por la comida y sea capaz de llevársela a la boca. ¿Te mira comer con interés?¿Se echa sus juguetes a la boca?

4. Que haya perdido el reflejo de extrusión. Este reflejo hace que el bebé escupa cualquier sólido que le entra en la boca. Para averiguar si lo ha perdido podemos acercarle una cuchara (vacía) a la boca, si la empuja con la lengua hacia fuera es que no está listo aún.

Lo segundo es hacer un curso de primeros auxilios o, por lo menos, asegúrarse de qué hacer en caso de atragantamiento (ver vídeo abajo). Ya os conté en la entrada de presentación que el BLW no tiene más riesgo de atragantamiento que la alimentación tradicional (estudio que lo demuestra), pero creo sinceramente que todos los padres y madres deberíamos saber qué hacer ante un atragantamiento (si no se atraganta con un trozo de pollo se puede atragantar con un botón).

Este vídeo debe servir como ejemplo, lo mejor es hacer un curso de primeros auxilios para bebés

Así que, con los requisitos cumplidos y con los primeros auxilios claros, ¡que comience la aventura!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *