Qué hacer ante un atragantamiento

Cuando decidimos que la alimentación complementaria del bebé sería con BLW lo primero que hicimos fue un curso de primeros auxilios, con la esperanza de no necesitarlo.

Pues el otro día tuve que hacer uso de mis nervios de acero y de mis conocimientos.

¿Qué comía el bebé en el momento del susto?

Aunque este punto no tiene especial relevancia, ya que se podría haber atragantado con cualquier cosa, en ese momento el bebé estaba comiendo una hamburguesa hecha con carne, calabacín y huevo.

Se la estaba comiendo encantada pero debió quedarse muy seca cuando la cociné y “se le hizo bola”.

¿Qué aprendimos en el curso de primeros auxilios?

Primero, que si el bebé tose lo dejes. Porque si tose es que le entra aire y con la tos lo normal es que el alimento que tiene en la garganta salga por sí mismo. Nada de dar golpes en la espalda, que el trozo de puede colar más.

Segundo que no le metas el dedo en la boca para sacarle el trozo, salvo que claramente lo veas. Ya que sin querer puedes empujarlo más dentro.

Y tercero, que antes de intervenir cuentes hasta 10. Para dejarle al bebé tiempo de solucionarlo por sí mismo.

Y… ¿qué fue lo que hice?

Aterrarme, sacar al bebé de la trona (suerte que no estaba atado), colocarla en paralelo al suelo con la cara hacia abajo y disponerme a golpearla para sacar el trozo por las buenas o por las malas.

Antes de llegar a ese extremo el trozo ya estaba fuera.

Entonces papá me preguntó si había contado hasta 10. Ups, no.

El bebé no había dejado de toser, pero fue demasiado para mí y necesité intervenir. ¡Y casi dejar el BLW!

Por supuesto continuamos con el BLW. Espero ser más sensata si volvemos a tener un sustete, pero estoy confiada porque sé qué hacer si pasa algo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *