Cómo saber si un alimento se ha introducido

Foto donde se muestra una fuente de judías verdes

Una de las dudas que nos asaltan con frecuencia a las familias que practicamos BLW con los peques es si podemos considerar introducido un alimento o no.

Os pongo en situación, preparamos con muchísimo amor un guiso de verduras, cortadas en bastones. Lleva, por ejemplo, patatas, zanahorias, pollo y como alimento nuevo judías verdes. Ofrecemos un poco de cada a nuestro bebé.

Y comienza la odisea. El bebé espachurra la comida, la restriega por la mesa o trona, la restriega por todo su cuerpo (cara y pelo incluidos) y tira la mayor parte al suelo. Un éxito de guiso, vamos.

Entonces, ¿cómo sabemos si el nuevo alimento ha sido introducido?

Porque es bastante con que lo coja y se lo meta en la boca. Si el niño fuera alérgico a las judías verdes, en el caso que os estoy planteando, se le pondría roja la cara y podrían salirle granitos pie poco que comiera. Atentos a las señales de alergia alimentaria. En la entrada Alimentación complementaria y alergias os cuento más sobre el tema.

Nosotros por precaución, y como padres primerizos, preferimos ofrecer 3 días un alimento antes de pasar al siguiente, aunque las últimas recomendaciones dicen que no hace falta esperar tanto con los alimentos que no son potencialmente alergénicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *